Si no puede visualizar este correo, por favor, haga click aquí.

Noticias de la Comunidad Or Sinai | Correo N°43
 
SHABAT MEBARJIM JUNTO A OR SINAI

VIERNES 22 DE AV 5776 - 26 DE AGOSTO 2016
18:15 hs. Minjá NUEVO! | 18.30 hs. Charla sobre la Perashá | 19 hs. Shabat Kids con peulot para los chicos | 19.15 hs. Kabalat Shabat


SÁBADO 23 DE AV 5776 - 27 DE AGOSTO 2016

10.00 hs. Shajarít | 11.00 hs. Lectura de la Torá | 12.15 hs. Kidush, para toda la familia | 17:50 hs. Minjá | Peulot para los chicos

Encendido de las velas de shabat: 18:10 hs. Havdalá: 19.10 hs.

 
 
Ekev
Yo, Tú y Nosotros

Por Yossi Goldman

¿Quién es más importante, el judío o el pueblo judío? ¿Es Reb Israel o am Israel?

En la parashá de la semana pasada leímos el primer capítulo del Shemá. Esta semana leemos el segundo. Sin embargo hay muchas similitudes entre los dos. En efecto, determinadas frases son virtualmente idénticas. ¿Por qué la Torá, normalmente tan críptica, es tan repetitiva?

Si uno examina detenidamente el texto, se discierne inmediatamente una significativa distinción entre los dos capítulos. El primer capítulo está en singular y el segundo en plural. Enseña la Torá a tu hijo en el primero y a sushijos en el segundo. Pon tefilín en tu mano en el primero, y en sus manos en el segundo.

¿Pero por qué se necesitan ambos? ¿Por qué no usar uno u otro? ¿Por qué un párrafo para cada expresión? La respuesta es que Di-s habla al individuo, pero Di-s también habla a la comunidad. Se dirige al judío, y también al pueblo judío. El primer párrafo del Shemá nos enseña que cada individuo es importante, aun crítico, y Di-s se dirige a cada individuo personalmente. El segundo párrafo nos recuerda que también hay una suma de todas las partes; que unidos los individuos forman una comunidad. Y las comunidades también son muy importantes. En ocasiones reconocemos la supremacía del individuo; en otras, la comunidad es suprema.

Si, hay tensiones aquí. El Talmud refleja estas aparentemente conflictivas nociones cuando examina por qué la humanidad fue creada en forma diferente que el reino animal. Como es descripto en el primer capítulo de Génesis, los animales fueron creados en manadas, mientras que inicialmente fueron creados un solo hombre y una sola mujer. Dice el Talmud: Es para enseñarnos que a) vale la pena para el Todopoderoso crear el mundo para un solo individuo y b) así ningún ser humano puede enorgullecerse de que su linaje es mejor que el de cualquier otro. Todos venimos de Adán y Eva, así que tú no eres mejor que yo, ni yo que tú.

Así, del mismo evento, la Torá nos enseña esta paradójica lección: por un lado, el ser humano individual es rey; mientras que por el otro lado, la humanidad reina.

La paradoja es expresada en la Halajá (ley de la Torá) también. Por un lado, la ley de la Torá dictamina que no debemos pagar una cantidad exorbitante si un individuo es tomado como rehén; esto es para evitar recompensar y animar el tomar rehenes, para de este modo proteger a la comunidad como un todo; debemos salvar a ese individuo, pero al hacerlo aumentamos el peligro para la comunidad. Por el otro lado, la ley de la Torá dictamina que si un enemigo peligroso demanda que los líderes judíos les entreguen un individuo en particular, sino atacarán a toda la comunidad, no está permitido sacrificar ni siquiera a un individuo en defensa de la comunidad.

Por lo tanto necesitamos las dos secciones del Shemá. En la Torá ambos son importantes, el individuo y la comunidad.

¿Por qué me ocupo hoy de este tema? Porque aproximadamente en cinco semanas entraremos en el Nuevo Año, y la actual tensión entre singular y plural se manifiesta en forma evidente. "¿Por qué debemos pagar para orar?" Demandarán algunos. Criticarán el desvergonzado comercio de la religión organizada. Y, si, un shul tiene corazón. Y no se puede permitir que nuestras casas de oración se conviertan en mercantilistas y mercenarias, no sea que perdamos a los jóvenes, los pobres y los idealistas. Al mismo tiempo, los individuos deben simpatizar con los duros hechos de la vida en congregación. No debemos tomar por seguro ni tomar ventaja de nuestras establecidas —y costosas de mantener —infraestructuras. La tensión a veces es tangible mientras luchamos por equilibrar esos dos aparentemente exclusivos imperativos de la vida judía.

Las estadísticas varían. En algunas comunidades, no más del 30 % de los judíos están afiliados. En otras el número es mucho más alto. La comunidad debe ser sensible, dando la bienvenida y abrazando a cada individuo que desee pertenecer. Pero los individuos deben ser también correctos. Si todos demandan un viaje gratis, ¿cómo se mantendrá la congregación?

Sigamos recitando los dos capítulos del Shemá. Entonces podremos ver judíos saludables y comunidades judías sanas.

 
 
 
 

Kinus en Tucumán

Compartimos algunas imágenes de lo que fue el congreso de Shlujim del Rebe de toda la Argentina, llevado a cabo en la ciudad de Tucumán, en los primeros días de esta semana.

¡Mirá las fotos aquí!

Luaj 5777. La oportunidad de estar presente

Te invitamos a formar parte del nuevo Luaj OrSinai 5777 a través de un espacio publicitario, una mención en memoria o mérito de un ser querido, o una salutación a la comunidad para este Rosh Hashaná.

¡El Luaj cuenta con llegada a más de 500 familias!

► Reservá tu espacio en el Luaj: 4822-2285 | info@orsinai.org.ar
¡Quedan pocos espacios, no te quedes afuera!
 

¡DALE PLAY!

El brillante discurso del Embajador de Israel Ron Dermer en la ONU

¡Mirá el video!
 
¡IOM HULEDET SAMEAJ!

En la semana de su cumpleaños, saludamos con mucha alegría a Carla Miller, Hilel Miller, Tobías Dlugach y Gabriel Juejati.

 
 
¡MAZAL TOV!

Saludamos a la familia Zigelbaum por el Bar Mitzvá de su hijo Uri. Quiera Hashem que lo puedan ver crecer en el camino de la Torá y las Mitzvot y que tengan el merito de acompañarlo en la jupá. ¡Mazal Tov!

Felicitamos a los queridos Romina Cukier y Andrés Djemal por su enlace matrimonial celebrado en la salida del shabat último. Quiera Hashem que puedan construir un hogar eterno, con los cimientos de la Torá y las mitzvot con mucha paz, alegría, salud y bienestar.

 
 
KIDUSHIM

El kidush de este shabat al mediodía es ofrecido gracias a la generosidad de la familia Zigelbaum en honor al Bar Mitzvá de su hijo, Uri.

 
 
 

"Debemos mirar las enseñanzas que Di-s nos entregó a través de nuestros Sabios, como instrucciones que surgen del gran amor de El hacia nosotros"

 
 
 
LUNES
08.00 hs. Tefilin y Shajarit
17.15 hs. Torá Kids
17.15 hs. Curso de Bat Mitzvá
 
MARTES
08.00 hs. Tefilin y Shajarit
19.00 hs. Talmud Para Hombres
 
MIÉRCOLES
08.00 hs. Tefilin y Shajarit
09.30 hs. Café y Torá para mujeres
13.40 hs. Almuerzo y Torá para adolescentes
15.00 hs. Café y Torá para mujeres
19.00 hs. Viviendo con la Perashá, para hombres
19.00 hs. Torá para adolescentes
 
JUEVES
08.00 hs. Tefilin y Shajarit
10.30 hs. Curso de Cocina
17.30 hs. Curso de Bar Mitzvá
19.00 hs.
Jasidut para Hombres
 
VIERNES
08.00 hs. Tefilin y Shajarit
 
 
El Kadish del maletero

El siguiente es un suceso real, que fue escuchado del Rabí Mordejai Gifter Shelita.
Había recibido una invitación por parte de uno de mis alumnos, quien quería que, junto con otros ocho compañeros suyos, compartiéramos la alegría de su boda. Como la ceremonia iba a celebrarse en una ciudad lejana al lugar de nuestra residencia (Cleveland, Ohio), nos envió, junto con las invitaciones, los pasajes aéreos que nos permitieran trasladarnos a ese lugar y traernosde regreso.

El día indicado, salimos de viaje con la intención de llegar a la boda con la debida anticipación. El avión se encontraba en el aire, y mientras nos estábamos aproximando a nuestro destino, se nos informó que el aparato se veía imposibilitado de aterrizar debido a las inapropiadas condiciones climáticas, toda vez que una espesa capa de niebla cubría la pista. No quedaba otra alternativa que la de seguir volando hasta otro aeropuerto donde no existieran impedimentos para aterrizar. Finalmente, el lugar donde el avión tocó tierra resultó ser una ciudad demasiado lejana de la que hubiéramos querido estar.

Contrariados, comprobamos que ya no íbamos a estar presentes en la boda, y tampoco alcanzaríamos a decir Tefilat Minjá en un Bet Hakeneset conMinian. Aunque fuera sin Minian, debíamos decir igualmente Minjá. Desorientados, le pedimos a un maletero que nos mostrara un lugar donde pudiéramos rezar sin ser vistos ni molestados. El hombre nos condujo a una de las desocupadas salas, en la que nos dispusimos a decir Minjá tranquilamente. Cuando cada uno de nosotros hubo terminado, el maletero, que nos había estado observando, nos preguntó: “¿Por qué no pronunciaron el Kadish?”. “Porque necesitamos uno más para completar Minian“, le respondimos sorprendidos.
él, en perfecto idish nos replicó: “¿Acaso yo no soy Iehudí?”. Dicho lo cual, comenzó a recitar el Kadish palabra por palabra, ante nuestra perplejidad. Después nos contó conmovido que ése era el día del aniversario de su padre.
“Hace muchos años que me quité de encima el yugo de la Torá y las Mizvot. Por supuesto que ya no sé lo que es decir Tefilá. Pero ayer se me apareció mi padre en un sueño, y me dijo que al día siguiente iba a ser la fecha de su fallecimiento. “Te obligo a que digas Kadish por mí mañana”, me ordenó.

Yo le respondí que ya no acostumbraba a decir Tefilá. Y si quisiera hacerlo, no podría: aquí no hay Bet Hakeneset. Ni siquiera iba a poder reunir en esta ciudad perdida en el mapa nueve Iehudim que sumen conmigo diez para formar un ocasional Minian. “No te preocupes, yo me encargaré de que tengas tuMinian y que puedas decir Kadish por mí”, dijo mi padre”.
Luego de un breve suspiro, el maletero concluyó su extraordinario relato: “Hoy en la mañana, cuando me levanté, estaba decidido a no tomar en serio el sueño y no pronunciar el Kadish. Pero cuando vi con mis propios ojos cómo se estaban cristalizando las palabras de mi padre, cuando me di cuenta de que del cielo estaban propiciándome que nueve dignísimos Iehudim vinieran de tan lejos, no pude contenerme de decir: Itgadal Veitkadash Sheméh Rabá…”.

 
 
 

Centro de Tora y Kabala Or Sinai

Comunidad OrSinai
Anasagasti 2085 | Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Teléfono: 4822-2285
info@orsinai.org.ar | www.orsinai.org.ar


LinkedIn
Facebook